“Un viaje astral?” por Albert Boira

“Un viaje astral?” por Albert Boira

Like
44
0
Jueves, 25 Agosto 2016
Albert Boira

UN VIAJE ASTRAL?
(Por una letra no me patrocina OPEL este post)

Olía distinto esa hierba, lo noté al abrir la bolsa, no había sentido jamás ese olor, olía a algo que aún no existe, como a nada, pero oliendo… sentí la misma sensación que debió de sentir la chica del anuncio cuando se le apareció un detergente venido del futuro.

Voy a hacer un porro de esto, me dije, que para eso lo he pillao…

Lo hice, bien hecho, cilíndrico, de esos que te los miras y hasta da pena quemarlos… pero lo encendí, la hierba sacrifica su vida para que yo evolucione a través de ella… se llama equilibrio.

Y de pronto, sentí que mi mente se separaba de mi cuerpo en una especie de viaje astral low cost, y avanzaba en el tiempo hasta situarme en el futuro… sería un anuncio?

No, era el puto futuro… la hierba había abierto una grieta en el espacio tiempo y estaba asomado al futuro, estaba viendo la España del futuro!!

Corría el año 2032, las vigésimo novenas elecciones generales estaban a punto de producirse, desde aquel lejano 2016 en el que no se pudo formar gobierno, el país vivía en la interinidad y con el mismo gobierno en funciones.

Y con algunas de esas funciones deterioradas, las funciones renales del presidente en funciones, Mariano Rajoy, estaban completamente KO. Don Mariano evolucionaba por Moncloa con una silla de ruedas que llevaba un riñón artificial fabricado especialmente para el presidente, con todas las instrucciones en castellano (perdón, en español) ya que el presidente seguía sin hablar inglés… es lo que siempre ha tenido de bueno España, no hay que hablar inglés para ser presidente, como mucho, catalán… y sólo en la intimidad.

Las funciones mentales del presidente en funciones habían entrado en absoluta disfunción. De tanto contradecirse y justificar lo injustificable había entrado en bucle… que chocheaba vamos, producto de lo cual aún se le entendía menos cuando hablaba. Pero los españoles ya sabían que en el fondo Rajoy nunca decía nada cuando hablaba, así que no les molestaba la falta de vocalización de su líder.

De todas formas, y para contentar a los nacionalistas, viajaba siempre acompañado por un traductor catalán, uno vasco y uno gallego que farfullaban exactamente lo mismo que el presidente, pero con músicas regionales de fondo (es lo que tienen las minorías, en las negociaciones para formar gobierno habían colado cosas como esta)

Este despliegue de medios estaba pagado con los presupuestos del estado, que llevaban dieciséis años sin ser aprobados, pero a base de decretos extraordinarios iban saliendo del paso.

La mayoría de ministros seguían siendo los mismos, algunos se reunían en consejo desde la cárcel, a través de skype, en conexión on line. Habían encontrado la manera de no tener que dimitir mientras siguiesen en funciones, fuera cuál fuese su situación, y algunos estaban encarcelados por delitos de corrupción, asociación para delinquir, trafico de influencias, de drogas o de aparcamiento en zona azul sin ticket justificante de pago. María Dolores de Cospedal estaba encarcelada por desagradable.

A nivel internacional Donald Trump era Dios, el Papa había sido secuestrado por el ISIS y era torturado periódicamente mientras se emitía por streaming y se colgaba en YouTube, en cuentas monetizadas que servían para financiar la guerra santa… y es que ver torturar al Papa está muy mal, pero cuesta mucho no hacer click, aunque sea un momento.

La canciller británica y la premier británica tenían una relación lésbica (eran follamigas vamos) y eso había facilitado mucho la negociación de la salida de la UE por parte de Inglaterra con motivo del Bréxit, que nadie recuerda ya que es, pero es lo que se votó y santas pascuas.

Y parece ser que entre cunilingus y tijereta las mandamasas se pusieron de acuerdo. Dicen las malas lenguas que en las reuniones entre las dos jefas de estado se podía oír a la premier británica exclamando: “Angela, Angela, give me more!”, con lo cual las lenguas tampoco debían ser tan malas.

Y cuando estaba a punto de acostarme con un apio (mis tendencias sexuales en dieciséis años habían evolucionado mucho) se me empezó a pasar el ciego y volví al presente y a la realidad…

… y ahora no hago más que probar distintas hierbas por todos los clubs cannábicos de Barcelona hasta que encuentre de una puta vez aquella hierba del futuro que me hizo pensar que no pasa nada… que todo puede ir aún a peor.

ambert pensando

Albert Boira
(Bonita forma de utilizar el tiempo…
– Qué pasa? Es mío no?
– Vale, vale)

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Translate »
A %d blogueros les gusta esto: