Como tú, miles de personas sufren contrariedades en YouTube

Y nos contaron de esos videos que quisieran jamás haber abierto porque las llevaron, sin ellas quererlo, a una dimensión desconocida de donde no sabían cómo salir.

Enviemos un mensaje a YouTube diciéndoles que necesitan hacer recomendaciones responsablemente…

¡Nada de contrariedades!

¿Por qué hizo esto Mozilla? Más información.

01: Una caída mortal

Empecé a buscar «videos de caídas», en los que la gente se cae o se lastima un poco. Acto seguido, apareció un canal de videos con cámaras dentro de autos. Al principio se trataba de accidentes menores, pero luego eran autos que explotaban y que caían desde puentes, videos de accidentes en los que, evidentemente, nadie sobrevivía. A esas alturas ya me sentía muy mal y, desde esa experiencia, ya no he buscado ese tipo de contenido.

02: “No sé cómo deshacer el daño causado”

Mi hijita de 10 años inocentemente buscó «videos de tap» y ahora solo se le muestran estos videos de contorsionismo y «bailes» extremos que dan consejos horribles y peligrosos que dañan al cuerpo y a la imagen propia. Intenté eliminar manualmente todos los videos recomendados, implantar controles parentales y todo lo posible (incluso bloquear la aplicación). Pero mi hija sigue encontrando maneras de entrar con los buscadores y en las computadoras de la escuela. Estos videos terribles no dejan de aparecer como recomendaciones. Y ahora ella ya no quiere comer ni beber. Desde el piso de arriba la escuché decir: «¡ejercitarme para comer!, ¡ejercitarme para beber!». No sé como deshacer el daño que se la ha causado a su mente influenciable.

03: Sementales apareando yeguas

Me gusta ver videos de los deportes hípicos y con información sobre el cuidado de los caballos. Pero YouTube sigue presentándome sementales apareándose con yeguas. ¡Eso no es de mi interés! Nunca nadie ha visto porno en mi computadora personal, así que me perturba y me parece degradante que sigan apareciendo esos videos.

04: La persecución de drags en YouTube

A veces veía los videos y el vlog de una drag queen que daba recomendaciones y mantras positivos para reafirmar la autoconfianza. Por lo demás, lo que veía se limitaba a música popular. Pero las recomendaciones y la barra lateral estaban plagadas de contenido anti LGBT cargado de odio. Llegó al punto en que dejé de ver los videos y aún así, sigo contrariado, pues las recomendaciones me persiguieron durante años.

05: Cómo perdí a mi padre

Mi padrastro es un científico jubilado de 80 años originario de Ecuador. Siempre tuvo curiosidad por las fuentes del saber, las teorías y el conocimiento, pues es muy culto y educado, disfruta conversar acerca de cuestiones de actualidad y descubrimientos científicos. Pero desde hace algunos años, se ha vuelto solitario y pasa mucho tiempo navegando en internet y especialemente en YouTube. Su mente curiosa lo llevó a «teorías alternativas» sobre muchos temas: conspiraciones, iluminados, historias de extraterrestres, cosmovisiones oscuras y radicalmente antirreligiosas, y también inspiradas en la Biblia, «piramidología», etc.

A pesar de que intentamos borrar su historial de YouTube y «limpiar» su navegador, las recomendaciones que recibe están plagadas de este tipo de videos esotéricos, con comentarios de una voz en off del todo artificial, y que propone sin parar un video tras otro. A veces, él se queda dormido viéndolos. Pasar el tiempo mirando ese material ha afectado su visión del mundo, al volverla más pesimista y sombría. Parece imposible que nosotros, su familia, podamos luchar contra los algoritmos de recomendaciones que dirigen su vida digital. Es triste y frustrante ver que una persona querida se hunda cada vez más en este tipo de influencia oscura, negativa y dañina.

06: Cómo perdí a mi padre, parte II

Antes de fallecer, mi padre creía que los extraterrestres ya vivían entre nosotros, disfrazados, que ya no requeriría de la calefacción porque usaría un dispositivo de «energía libre» y que los OVNIS estaban por todos lados. Me mostró videos que «lo demostraban». Pasé horas tratando de explicarle que YouTube está repleto de timos sobre la «energía libre», que el OVNI mejor visto posiblemente se tratara de algún juguetito de la Agencia de Proyectos Avanzados de Investigación del Departamento de Defensa y que los extraterrestres en ropa normal simplemente eran un engaño de los videos de YouTube. No le cabía en la cabeza por qué la gente podría ser tan deshonesta o por qué la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) no hacía su trabajo, y confiaba demasiado en lo que veía en su televisor. Como veía YouTube en su televisión, quizá pensaba que la normatividad gubernamental de la FCC, a la que estaba acostumbrado, también aplicaba para el caso. ¿Cuánto mejor podría haber sido nuestro tiempo juntos si no fuera por los engaños inducidos por YouTube?

07: Los expedientes EX

Hace tres años, mi exesposa, que padece problemas mentales, comenzó a ver videos de teorías de la conspiración y los creyó todos. YouTube no dejó de alimentar su paranoia, miedos y ansiedades con videos, uno tras otro. Le rogué que parara, pero no lo hizo, no podía. Una vez, creyó que un helicóptero cerca de la casa era el gobierno que venía para llevársela a ella y a mi hija (en realidad estaban revisando los cables de electricidad) y llamó aterrada. Ahora, está convencida de que el mundo se acabará en cualquier momento y se volvió una fundamentalista religiosa extrema. Se rehúsa a solicitar ayuda profesional, pues ya no confía en nadie, en especial los médicos, la policía o cualquier institución gubernamental. YouTube sigue surtiéndola con esos videos aterradores. Mi matrimonio acabó. Su pavor la ha consumido por completo y también nuestra vida juntos.

08: Un pequeño paso para las conspiraciones

Soy maestra de escuela y solía ver documentales serios acerca del Apolo 11. Pero ahora, las recomendaciones de YouTube son solamente videos acerca de teorías de la conspiración, el 11 de septiembre, el escape de Hitler, los buscadores de alienígenas y propaganda antiestadounidense.

09: Se pone todavía mejor

Cualquier búsqueda de contenido positivo sobre el movimiento LGBT arroja un torrente de recomendaciones homofóbicas y de extrema derecha. Ya puedo imaginar lo dañino que resulta esto para las personas que todavía están tratando de definir su identidad.

10: En realidad, no se pone mejor en YouTube

Una de las mayores contrariedades al salir del closet como transgénero para mí y mis amigos cercanos, fue haber recurrido a YouTube para escuchar historias de otras personas transgénero y queer. Con tan solo teclear la palabra «transgénero» me bombardeó un sin fin de videos en los que se describía mi lucha tan solo como una enfermedad mental y algo que no debería de existir. YouTube me recordó por qué me escondí en el clóset durante tantos años.

De vez en cuando YouTube sigue recomendándome un video donde se dice que mi identidad sexual está mal y me recuerda directamente cuánto odio existe contra las personas como yo. Ahora ya maduré más, he lidiado internamente con estas cuestiones durante mucho tiempo y recibo terapia para tratarlas, pero no puedo imaginar lo que viven las personas que no tienen acceso a ayuda. En especial para las personas transgénero y queer más jóvenes, que viven con el riesgo de recibir odio que les lanzan desde YouTube, un odio que Google una y otra vez tolera y se rehúsa a eliminar de su plataforma. YouTube siempre será un lugar que recuerde a la comunidad LGBT el odio contra ella y proporciona los medios para que los intolerantes se ganen la vida diseminando un discurso de odio. YouTube forma parte de mi dolor al salir del closet y es un recordatorio de cuán terrible puede ser este mundo para los que son diferentes. Tengo que sentirme orgulloso a pesar de lugares como YouTube.

11: Sarah McLachlan no lo aprueba

Una vez, YouTube me recomendó un video de un perro callejero (en condiciones desastrosas) al que rescataron en la India. Acto seguido, mi página de inicio está plagada de fotos miniatura de animales maltratados (imágenes realmente muy tristes). Así que para mí no ha sido una buena forma de comenzar el día.

12: El asunto se descarriló

Cuando mi hijo tenía edad preescolar, le gustaba mucho ver videos de «Thomas, la locomotora» en YouTube. Una vez cuando fui a supervisarlo, estaba viendo una recopilación de videos con descripciones gráficas de desastres ferroviarios.

13: Esa cosa es odio

Estaba viendo la serie «The Tropes vs Women in Video Games» en el canal Feminist Frequency con Anita Sarkeesian. De repente, comencé a recibir recomendaciones de videos antifeministas, de derechos de los hombres y GamerGate. Terminé por eliminar la serie de mi historial y marcando como «no me interesa» todas esas malas recomendaciones de video. Fue repugnante y perturbador. Especialmente preocupantes fueron los videos que me engañaron para que pensara que podría aprender más sobre determinado tema, pero en vez de eso, se trataba de un tipo gritando que Anita era una prostituta. Eso es odio y no debería tener que decirle a YouTube que está mal promoverlo.

14: ¡Definitivamente es cáncer!

Mi nieta de ocho años estaba usando nuestra tableta para ver videos infantiles; sin imaginarlo, como abuelos, pensábamos que estaba a salvo. Al día siguiente, cuando se sentó a la mesa, nuestra nieta le comentó a sus padres cándidamente acerca de su miedo al cáncer. Preguntó si la comida y el agua que consumimos era segura. Mi hija estaba aterrada.

Resulta que, mientras veía cómo niños con problemas médicos pueden realizar cosas grandiosas e inspiradoras, el video volvió negro y comenzó a mostrar los rastros que dejó el cáncer en la piel y los huesos de los niños. El video que describió mi nieta era horripilante, atestado de un montaje crudo de piel podrida y desfiguraciones.

Actualmente trabajamos con ella para que entienda lo que es el cáncer y que no tenga miedo de comer o de beber agua.

15: Los vikingos no eran racistas

En una ocasión estaba buscando videos sobre los vikingos y el paganismo nórdico, y esto me llevó a videos que promovían el racismo y la supremacía blanca. No estoy para nada a favor de eso. Lo encontré muy perturbador.

16: Gracias, papá

Por allá del 2013, me metí en honduras buscando videos sobre teorías de la conspiración en YouTube. No recuerdo lo que me llevó ahí, pero el sitio inforwars.com de Alex Jones definitivamente destaca como un motivo. Comencé a buscar todos los videos de conspiración que pudiera encontrar y conforme avanzaba mi búsqueda, esta se volvía cada vez más oscura y sombría. Empecé a hablar de esto con mis amigos. El gobierno se iba a venir abajo, habría pánico masivo y un estado policíaco en Estados Unidos para el 2015, etcétera. Mi visión del mundo cambió en los meses siguientes y comencé a ver mi trabajo como una actividad sin propósito (¿por qué esforzarme por algo que no veía el mundo como yo lo hacía?) Un día, mientras almorzaba con mi papá, le hablé de estas cosas. Él escuchó y sonrió. Logró romper el hechizo simplemente diciendo: «Mira a tu alrededor, ninguna de esas cosas va a suceder». A veces, todavía veo que esos videos aparecen en las sugerencias cuando visito YouTube para ver videos de reparación de autos y computadoras.

17: Abróchate el cinturón

Vuelo con mucha frecuencia. Una vez busqué el aeropuerto de Arrecife y ahora obtengo con frecuencia horribles historias de aviones estrellados. ¡Se me ponen los pelos de punta cada vez que tengo que subirme a un avión!

18: ¿Qué hay en tu agua?

Comencé con un documental normal sobre el aceite de hígado de bacalao. En un par de horas terminé viendo videos recomendados de cómo el gobierno controla la mente de las personas mediante el uso de agua fluorada. Las teorías son francamente tontas, pero los comentarios parecían provenir de personas que se tomaban el video demasiado en serio.

19: Oscuro como el infierno

Un amigo hizo un video para mi esposo en el que se muestra el proceso de cómo él fabrica cuchillos. Es un artesano y hace cuchillos de caza, de cocina, etc. El contexto es muy sencillo y nostálgico, con iluminación tenue y una atmósfera melancólica. No lo que yo tenía en mente, pero muestra todo el proceso. YouTube debe haberse concentrado en el «estado de ánimo» y lo clasificó como «oscuro», en lugar de tomar en cuenta el tema del video (cómo hacer un cuchillo), pues los videos «a continuación» son muy oscuros y muestran asesinatos grotescos y crímenes sin resolver de la época victoriana: «La socialité francesa encerrada en su ático durante 25 años», «El espantoso caso de las hermanas Papin», «El nido de acumulación de los hermanos Collyer». ¡Realmente repugnante!

20: «Con razón todo es un lío»

Una vez busqué el video de un discurso de la congresista Alexandria Ocasio-Cortez en el congreso, pues había visto un corto en un programa de televisión y quería verlo completo en su contexto. Me impactó ver la cantidad de vulgares videos de ataque aparecían en la barra lateral con encabezados engañosos y despectivos. Si esto es lo que siempre sucede cuando las personas tratan de informarse sobre la política, con razón todo es un lío.

21: ¡Incluso pies de strippers!

Una vez, busqué videos históricos sobre la Guerra de Troya. Como saben, hay un momento en donde a Aquiles le disparan una flecha en el talón, de ahí proviene la expresión «el talón de Aquiles». Desde entonces, me recomiendan videos acerca de los pies, de chicas que muestran como caminar con tacones altos o incluso videos fetiches de muchachas mostrando sus pies, incluso ¡pies de strippers! Todo porque me gusta la historia de la antigüedad. ¡Para nada divertido!

22: ¡Un gamer que no fuma mariguana!

Una vez, aleatoriamente, YouTube comenzó a sugerirme videos sobre pipas para fumar marihuana, después de haber pasado varias horas viendo videos de videojuegos. Supongo que el algoritmo se volvió loco por una broma o algo del video, pues algunos de los gamers a los que veo jugar hacen bromas acerca de la mariguana. Como sea, no fumo y no me interesa.

El asunto es que no solo me recomendaron esa porquería que ni me interesa, sino que me suscribieron a ese canal. Finalmente me di cuenta y me di de baja de inmediato, pero sucedió al mismo tiempo en que dejé de recibir notificaciones de que las personas a las que sí seguía subían nuevos videos. Desde entonces no confío en su algoritmo.

23: Pensadores irracionales

Pasé por una época en que revisaba los debates de «pensadores racionales» como Ben Shapiro y JBP contra los liberales y las feministas. Resultó contenido interesante, pero sumamente polarizante y que induce a la frustración. Meses después de que dejé de ver esto, videos como «La persona X DESTRUYE al liberalismo» seguían apareciendo en mis recomendaciones.

24: No hay problema… hasta que lo es

En realidad no me importa que YouTube haga sugerencias basándose en lo que me interesa. Por ejemplo, me gustan las reseñas de autos y los videos de cómo repararlos. Pero luego obtengo sugerencias de videos que no solicité. Tampoco hay problema. Pero mi peor experiencia ocurrió después de ver un video de astronomía. Me inundaron con todo tipo de pseudociencia rara acerca del «Área 51». Todo lo que hice fue seleccionar «No me interesa» algunas veces hasta que, con el tiempo, desaparecieron. Puedo prever casos graves si las personas más jóvenes terminan atrapadas con algo con lo que todavía no son capaces de lidiar.

25: Yoga al desnudo

Recuerdo haber buscado videos para hacer yoga de cabeza. En las recomendaciones mostraban videos con mujeres desnudas paradas de cabeza. Y eso sucedió aun cuando tenía configuradas ciertas restricciones. Nunca más volví a buscar videos así. Luego busqué videos sobre el hinduismo y comenzaron a recomendarme videos muy ofensivos con imágenes de Draupadi desnuda teniendo sexo.

26: Nazis musicales

Una vez di clic en unas viejas canciones folclóricas alemanas y terminé recibiendo videos de canciones de neonazis. No lamento haber visto los videos de las canciones folclóricas, pero sí que YouTube piense que quienes escuchan esas canciones posiblemente sean afines al nacionalsocialismo.

27: Violencia por doquier

Comencé viendo una pelea de box, luego peleas callejeras de box, después solamente peleas callejeras, de ahí accidentes y violencia urbana. Terminé con una horrible visión del mundo y sintiéndome mal, sin realmente quererlo.

28: Han transcurrido 0 días desde que YouTube sufrió un accidente

Un día comencé a buscar tutoriales para decorar la casa, al día siguiente YouTube recomendó videos de accidentes de trabajo, por ejemplo, personas que morían o sufrían algún accidente grave en construcciones.

Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0)

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
Creative Commons License
Except where otherwise noted, the content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution-Share Alike 4.0 License.
A %d blogueros les gusta esto: